El especial de Innovación de E&N explora las claves para implementar una estrategia competitiva en su empresa. Los siguientes casos de éxito pensaron fuera de la caja y se expanden afuera de las fronteras centroamericanas.

Por Gabriela Origlia

De acuerdo a Gary Hamel, profesor de Estrategia y Management Internacional, en la London Business School, existen tres formas de incrementar el capital imaginativo: negar el mundo de las ortodoxias y los dogmas; ser adicto a la novedad y aprender a meterse en el zapato del cliente.

“A veces sucede que nadie sabe exactamente qué significa innovar porque asociamos el término a un mundo que no es el nuestro, y queremos replicar produc-tos para los que ni tenemos mercado”, se sincera el empresario y fundador de Agora Partnership, Ricardo Terán. “A mi entender, innovar es quebrar un tema e muchas piezas más pequeñas, reordenarlas y crear un nuevo rompecabezas, diferente al original”.

Al final, el consenso es que innovar requiere de trabajo, esfuerzo y tiempo. Es un cambio de cultura. No es sinónimo de creatividad porque, cuando se busca innovar, el fin es lograr monetizar el proceso, llevarlo al ámbito comercial sea como producto, como mejora en la fabricación, como cambio en la relación con el cliente o con los proveedores. 

Estrategia y Negocios les presenta en breve las historias que más representan un cambio de mentalidad en las empresas. Sus protagonistas son aquellos que decidieron pensar fuera de la caja.

Lea también: Innovación: ¿Qué implica pensar fuera de la caja?

1. Núve Data (Nicaragua)

El nicaragüense Ricardo Terán lleva el emprendedurismo en su ADN. Generó su propia empresa después de varios años de impulsar a otros a través de Agora Partnerships. Núve Data nació para “acelerar el crecimiento” de Pymes y empresas familiares de la región.

Su objetivo es llegar a más de un millón de personas en siete años. Trabaja en tres áreas –consideradas “aburridas” para otros– como las de aumentar productividad (que cada hora de trabajo produzca más), rentabilidad (un aproach para subir ventas y bajar gastos) y optimizar flujo de caja (las empresas mueren porque se quedan sin cash, “a veces crecer aceleradamente lleva a la quiebra”).

Núve aplica tecnología cloud creada a medida de las Pymes y apunta a que las compañías crezcan de forma rentable para que tengan impacto. “Buscamos optimizar la gestión y maximizar el potencial del individuo. Somos aliados de las firmas”, explica Terán.

El foco de su empresa surgió al identificar que un problema es que, muchas veces, las empresas pequeñas y medianas no tienen conocimiento para optimizar la gestión empresarial.“Quien emprende lo hace por olfato porque tiene que sobrevivir; con conocimiento, puede hacer más con el dinero disponible”. Otro aspecto que motivó la creación de Núve es que “a veces, los mismos fundadores y cuadros gerenciales no logran despertar el potencial a su gente”.

2. Pizza Hut (Panamá)

Pizza Hut Panamá fue la primera franquicia de la marca en instrumentar el oven delivery (“horno entrega”), el año pasado.

Se trata de un concepto de minimización de los tiempos de entrega de las pizzas, mediante la incorporación de pequeños hornos eléctrico en las motos que las reparten. Es decir, la pizza no se cocina en el restaurante, sino en el camino.

Otro beneficio de esta propuesta de valor consiste en que las porciones llegan recién horneadas, lo que aumen-ta la satisfacción de los consumidores. La idea fue de la agencia publicitaria P4 Ogilvy& Mather para Pizza Hut y apuntó a asegurar la calidad del producto y mejorarle la experiencia al cliente. La franquicia tiene 34 restaurantes en todo el país (12 con servicio a domicilio).

3. Uassist.me (El Salvador)

Uassist.me es una empresa salvadoreña innovadora que lleva cinco años ofreciendo asistencia administrativa virtual a personas, en diferentes partes del mundo. Uno de sus fundadores es Alfredo Atanacio, quien arrancó con cuatro empleados y dos clientes.

Hoy trabajan cien personas y su cartera la integran 300 clientes. Con planes desde 20 horas mensuales hasta posiciones de tiempo completo, cuenta con servicios bilingües inglés/español en áreas tales como servicio al cliente, manejo de redes sociales, gestión de agendas y correos e investigación. Es considerada una de las mejores empresas en su rubro en el mundo.

Atanancio cuenta que los contratan incluso de India, donde están sus principales competidores de outsourcing. Aclara que su negocio no es tecnológico, no desarrollan aplicaciones o sitios web; su factor diferenciador es la gente que trabaja.

Su último proyecto es POiNT, un centro de negocios orientado a emprededores de El Salvador. Ofrecen todos los servicios de oficina virtual para quienes están comenzando con su negocio y un coworking space, un espacio multidisciplinario en el que profesionales independientes puedan reducir costos y a la vez beneficiarse de la colaboración y el networking dentro de la comunidad. Llevan invertidos unos US$900.000 en expansión de infraestructura.

4. Quirófano móvil (El Salvador)

David Bara Egan es médico, oriundo de El Salvador. En base a sus conocimientos y experiencia, diseñó un modelo de quirófano móvil que puede trasladarse fácilmente y armarse en minutos en cualquier espacio. Cuenta con todas las garantías de seguridad e higiene que se requiere para prácticas médicas y la ventaja de que los cirujanos podrían actuar en cualquier lugar.

La innovación está –dice el consultor Felipe Torres, quien ha analizado el modelo–, pero todavía queda un paso (no menor) que es el diseño del plan de negocios. La clave es definir quiénes son los potenciales clientes (¿gobiernos, organizaciones internacionales, ambos?) y hacerles una propuesta atractiva. La clave, explica, es qué es lo que se busca vender: un producto o una solución médica.

“El enfoque cambia, y para medir los resultados hay que tener en claro el objetivo porque eso afecta los procesos y es determinante para establecer cómo hacer llegar lo que proponemos, determinar quiénes son los aliados, y con qué recur-sos debemos contar para el desarrollo”, señala Torres.

La innovación creada por Bara Egan es un ejemplo de cómo una innovación médica puede encarnar un modo diferente de aplicación de la tecnología o bien convertirse en un sistema de servicios que acerca soluciones para la salud, en contextos determinados.

5. Vía Asesores (Guatemala)

En 2001, dos ingenieros guatemaltecos fueron llamados a trabajar en el desarrollo de un proyecto que iniciaría con el nombre de Vía Asesores. Durante el proyecto fue necesario desarrollar un ERP (Entreprise Resource Planning) el cual fue creciendo en sus módulos.

En ese año, los sistemas centroamericanos estaban mal vistos por el mercado guatemalteco debido a que en un 95% se tenían errores de programación; el tiempo de implementación era el doble de lo estimado; cuando se lograba finalizar el proyecto, el costo de implementación era el triple de lo que se le había indicado al cliente; la mayoría de los proyectos se quedaban a la mitad por disconformidad de los clientes.

Analizando dicho panorama, cuando se inició el desarrollo del sistema, “el pensar fuera de la caja” llevó a indagar las buenas prácticas de las empresas privadas, de gobiernos locales (municipales), de agroindustria, así como buenas prácticas en el desarrollo de software de categoría mundial.

Al día de hoy, la madurez de su sistema ORBIS y las innovaciones continuas que se aplican, hacen que sea una herramienta importante para sus clientes, con quienes sellan alianzas estratégicas (innovación en ventas) que les permiten apoyarlos en la automatización de todos sus procesos administrativos.

Fuente: www.estrategiaynegocios.net/lasclavesdeldia/842061-330/5-casos-de-innovación-en-centroamérica

Comment