¿Te has puesto a pensar lo bien que se siente cuando te toman de sorpresa y te llenan de experiencias memorables? Es como un pretendiente que en el momento menos pensado llega a la puerta de tu casa con un detalle y te inunda la cabeza de pensamientos que luego se convertirán en recuerdos inolvidables. 

Si llevamos este ejemplo a un escenario marca-comprador, nos preguntamos: ¿Por qué esperar a que sean ellos quienes vengan  a ti, si tienes las posibilidades de llegar a abordarlos en el momento y lugar adecuado? Justamente esta es la misión que desvela a los amantes del Below The Line (BTL), al buscar todas las fórmulas posibles para sorprender al consumidor con pocos recursos y mucha creatividad. 

La clave está en elaborar mensajes que ronden por un buen tiempo en su cabeza, a tal punto que el cara a cara con el producto sea todo un placer y la decisión de compra esté más que concebida. 


Aquí te compartimos algunas de las recomendaciones que brindan los expertos para diseñar mensajes realmente brillantes: 


1.- Los hallazgos: Sabemos que como marca tienes clara la misión de tu existencia , no obstante es importante que escuches, observes y atiendas a los comportamientos de tus clientes potenciales. Identifica el problema o necesidad a la que muy pocos estén poniendo atención y desde allí diseña tu mensaje.  


2.- Apela a las emociones: No hay algo que marque más la memoria del ser humano que los momentos cargados de sentimientos. Destaca el lado emocional de tu marca y hallarás la fórmula para hacerla cercana a personas, situaciones o recuerdos importantes.

 
3.- Tus clientes merecen atención: ¿Puede haber alguien más importante que tu cliente? Si éste tuvo la determinación de elegirte entre un mar de marcas y productos, no hay mejor manera de agradecérselo que dándole una atención efectiva, comedida y dedicada. 


4.- Tu misión sigue: Recuerda la importancia de cumplir la promesa de marca, tu trabajo no termina cuando apagas las luces de tu activación o cuando haces la transacción en la caja, tu misión como buen proveedor es satisfacer las necesidades de quien confió en ti, de principio a fin.  


Éstas son solo algunas ideas que puedes tener en cuenta a la hora de sentarte a pensar en una estrategia o táctico que cautive a tus clientes potenciales. La creatividad y la calidad de tu producto son los elementos perfectos para crear mensajes inspiradores. 

 

Comment